descubrieron África con nosotros...

            La verdad es  que pasaar en mokoro en el Okavango al atardecer fue INCREIBLE, he viajado bastante y es una sensación mágica (en el desierto de Atacama, Chile, me pasó algo así) no había nadie, solo nosotros,  fueron unas horas de cuento, muy muy especial, imposible de describir.

Cuando llegamos y nos dijeron que estábamos solas, nos dijimos...puff que aburrimiento. pero en realidad tuvimos muchas suerte, vivir esa experiencia sin otro ruido más que el de a naturaleza salvaje...fue lo MEJOR -

Sé que algún día volveré, me gustaría ver el Delta inundado por completo, se verán menos animales, pero será otra nueva aventura. Delta y Namibia, que me he quedado con las ganas. y el desiertoooooooo, debe de ser increíble!

 

Que pena no poder vivir VIAJANDO :)

 

Por cierto, ahora te mando una del champange! Fue un detalle DE LUJO, tenías que haber visto nuestras caras jeje!

                                               GRACIAS de corazón!               

  Mirian Taranilla

- España-